Entorno natural

Una naturaleza privilegiada

 

Cabanillas de la Sierra se encuentra entre dos valles fluviales, el del arroyo de Sacedón, afluente del río Jarama, al este de la localidad y el del arroyo de Albalá, afluente del río Guadalix, al oeste de la misma.

La variada geología de Cabanillas ha permitido el desarrollo de una gran diversidad de formaciones vegetales, como centenarios montes de encina, magníficos enebrales, amplios prados con hermosas fresnedas explotadas sosteniblemente desde hace siglos, antiguos campos de labranza y un sinfín de especies aromáticas como jaras, cantuesos, tomillos y retamas, sin olvidar los espectaculares bosques de ribera junto a los arroyos de aguas cristalinas.

Estos bosques albergan una variada y sorprendente fauna. Podremos contemplar multitud de rapaces en nuestros paseos como los magníficos ratoneros comunes volando sobre la sierra, los milanos reales cerniéndose sobre sus presas o los buitres leonados y las águilas reales planeando majestuosas por los cielos de Cabanillas. También disfrutaremos de los cantos del ruiseñor, el petirrojo y otras pequeñas aves. En nuestro paseo, podremos observar animales representativos del bosque mediterráneo como el conejo o la paloma torcaz. Los arroyos de la zona albergan una gran diversidad de anfibios y reptiles como el sapo común o la culebra de agua. En las noches veraniegas podremos descubrir al jabalí, el lirón careto, el cárabo o la comadreja.

Panoramica Sierra Norte Senderos Locales